GUÍA
ONLINE

Nota

Celíacos, ASPO y Acceso a Alimentos Libres de Gluten en barrios vulnerables del AMBA

Desde Aglutenados intentamos conocer las diferentes acciones que se llevan a cabo en el país, provincias, municipios en relación con la atención a celíacos en situaciones de vulnerabilidad. De a poco se van organizando políticas públicas que intentan mejorar el acceso de los celíacos a alimentos seguros; hay mucho por hacer todavía.

En la edición de junio contamos sobre la Tarjeta sin TACC para Celíacos sin Obra Social, una prueba piloto que comenzó en Tucumán y parece que hasta ahora se extendió a Catamarca, Salta y Chaco. Ojalá resulte exitosa y se convierta en una política pública de largo plazo.

 

Desde provincia de Buenos Aires nos contactamos con el abogado Nicolás Cuello —director de Acceso a la Seguridad Alimentaria del Ministerio de Desarrollo de la Comunidad—, que coordina el Programa de Asistencia Alimentaria al paciente Celíaco en dicha provincia.

 

El Programa surgió en el año 2000, cuando se comenzó a entregar caja de alimentos a pacientes celíacos, hasta que en el 2010 se sustituyó por una tarjeta que les permite comprar sus propios alimentos. “Esto les otorga a los celíacos mayor autonomía en la compra y va acompañado con un programa de educación alimentaria nutricional que incluye clases de cocina, asesoramiento para una buena compra con alimentos nutritivos”, asegura Nicolás. Lamentablemente, debido a la pandemia, estas últimas actividades dejaron de realizarse de manera presencial; se espera que se puedan retomar prontamente cuando las condiciones estén dadas para ello.

 

Una muy buena noticia, y reciente, es que el gobierno de la provincia, en coordinación con el Ministerio de Desarrollo de la Nación incrementó en un 400 % el monto de la tarjeta verde - que así se denomina - quedando en $ 2000.- por mes (había quedado sin actualizar desde el 2015 en $ 400.-), que los destinatarios pueden utilizar en cualquier mercado que cuente con posnet para la compra de alimentos libres de gluten. Cabe aclarar que este monto se deposita en los últimos días de cada mes. La tarjeta se gestiona en la subsecretaría de desarrollo social de cada uno de los 135 municipios.

 

Podrán incorporarse al programa aquellas personas que cuenten con diagnóstico de enfermedad celíaca, residan en la Provincia de Buenos Aires y se encuentren en situación de vulnerabilidad social y sin cobertura de obra social.

 

Yendo ahora a los municipios de la provincia, en esta entrevista el profesor Hernán Borghi, coordinador general del SAE (Servicio Alimentario Escolar) del Municipio de Moreno —que se encarga de proveer alimentos a escuelas estatales—, nos cuenta cómo se adaptaron para seguir entregando alimentos libres de gluten a los celíacos que lo necesitan en plena pandemia. Agregamos luego dos entrevistas a celíacos en situación de vulnerabilidad en Moreno y en Escobar.

 

 

 

Aglutenados: Hernán, entiendo que desde el SAE antes de la pandemia se encargaban de los comedores escolares, ¿cómo hicieron para seguir llevando comida a quienes lo necesitan cuando cerraron las escuelas?

Hernán Borghi: Para nosotros la alimentación es un derecho que el Estado debe garantizar. Así que continuamos entregando bolsones con alimentos en las escuelas, que luego éstas distribuían. Con apoyo de la provincia de Buenos Aires y de la nación logramos preparar también un bolsón específico con alimentos libres de gluten para los chicos celíacos que teníamos identificados. Estamos trabajando todavía en esto, y la idea es que se establezca esta asistencia en forma permanente como una política pública.

 

Aglutenados: ¿Tienen identificados a todos los celíacos del municipio?

H.B.: Estamos trabajando en eso. Las y los trabajadores municipales fueron capacitados para implementar encuestas en cada una de las instituciones con el objetivo de conocer este dato; el trabajo se suspendió por las causas que ya conocemos. Hoy estamos asistiendo con estos bolsones a algunos celíacos que tenemos identificados.

 

Aglutenados: ¿Qué alimentos contiene cada bolsón?

H.B.: Hay un bolsón general que está compuesto por 21 alimentos (aceites, arroz, polenta, arvejas, lentejas, purés de tomate, mermelada, cacao, galletas de arroz, huevos, leche en polvo, latas de atún, entre otros). Otro bolsón especial para celíacos,de “harina”, que incluye premezcla, panificados, harina de mandioca, fécula de maíz, harina de arroz y fideos… son 9 productos. Lamentablemente frutas y verduras no se incluyen por un tema práctico; recibimos los bolsones y se entregan en los siguientes quince días.

 

Aglutenados: ¿Cada cuánto se hacen las entregas?

H.B.: Se hacen dos entregas al mes de forma quincenal. En la primera quincena se entrega el bolsón de harinas y en la segunda el de 21 alimentos.

 

Aglutenados: ¿Cómo tiene que hacer un padre, madre o tutor de niños celíacos de Moreno si no está recibiendo el bolsón sin tacc?

H.B.: Desde abril empezamos a informar sobre el tema por la página de Facebook SAE Moreno . Los padres deben informar a la escuela correspondiente; la jefa distrital es quien nos informa. Una vez hecho esto, hacemos una entrevista presencial. La idea es realizar un seguimiento de estos chicos para ver cómo cuidan su salud, y si tienen acceso a atención médica. Por el momento esta etapa está frenada, pero teniendo los legajos e historiales armados estamos listos para retomar en cuanto la situación lo permita.

 

Aglutenados: Conocemos la historia de Joaquín, un chico celíaco de Moreno; su mamá nos cuenta que recién hace poco, y gracias al SAE, logró que su hijo recibiera alimentos aptos. Es un trabajo de hormiga que de a poco va dando sus resultados…

H.B.: Sí, no es fácil; de a poco vamos a lograr incluirlos a todos. Hay que trabajar con los chicos, docentes y padres en el tema; educar, enseñar. La alimentación es un acto de amor, y debemos trabajar juntos en el respeto al otro, en aceptar las diferencias.

Aglutenados: Gracias, Hernán.

 

 

 

 


Copyright © 2021 Aglutenados