GUÍA
ONLINE

Nota

¿Instagrammers, Influencers? Parte III

En Aglutenados, desde junio pasado, nos propusimos contactarnos con algunos instagrammers destacados vinculados con la celiaquía y la dieta libre de gluten, para que nos cuenten cómo fueron sus inicios, qué objetivos buscan desde sus cuentas ...

En esta tercera entrega compartimos la historias de Alejandra, pareja de Gabriel con su cuenta  Soycelíaco,noextraterrestre

y de Anita,  una chica de 13 años que es muy activa en las redes, gran cocinera y desde su cuenta comparte también datos de productos, una verdadera Influencer  Anita.sintacc.cocina

 

 

 

Alejandra es la pareja de Gabriel, el celíaco y no extraterrestre. En esta entrevista ella nos cuenta cómo surgió el nombre de la cuenta de Instagram que manejan desde 2015 y que hoy tiene más de 55.000 seguidores, ¡un montón! Ellos viven en Tucumán.

 

A Gabriel lo diagnosticaron en 2014 luego de padecer por años molestias, acidez, gastritis; incluso estaba medicado. Finalmente dio con un médico que, previa biopsia y análisis, lo diagnosticó: enfermedad celíaca.

 

Si bien a las dos semanas de dieta ya empezó a mejorar, a Gabriel se le vino el mundo encima. Dejar de comer harinas, fideos, pizzas y sándwiches de milanesa parecía imposible: eran la base de su dieta. Dicho sea de paso, Ale me cuenta un dato que para mí es totalmente novedoso: Tucumán se jacta de tener los mejores sándwiches de milanesa del país. Ellame dice que allí hay más deliveries de sándwiches de milanesa que de pizzas. ¿Ustedes sabían?

 

 

Gabriel pasó de la negación al encierro, evitando las juntadas para no tener que contar o hacer ver su alimentación diferente, hasta que finalmente aceptó su condición y a partir de ahí empezaron ambos a cocinar. Alejandra no sabía cocinar, no le interesaba, y gracias a esta situación hoy se convirtió en una experta cocinera de productos libres de gluten: hace de todo, desde las masas de las empanadas hasta sus propias salsas. A raíz de esto también empezaron a tomar conciencia de la alimentación, y buscan ser más naturales, incorporar nutrientes variados, ser cuidadosos y leer las etiquetas antes de consumir productos.

 

Hoy son dos apasionados de la cocina y tienen un canal de YouTube donde suben videos de las recetas. Gabriel es el encargado de la edición y de la selección de los contenidos que suben a las redes. Ambos son comunicadores, y aprovechan muy bien esta vocación y formación para manejar su presencia en las redes.

 

 

¿Cómo surgió el nombre de la cuenta? En 2015, invitados a un evento, Gabriel manifestó sus pocas ganas de ir, temiendo que todos le preguntaran qué le pasaba que comía diferente, o que no comía tal o cual cosa, y Alejandra le respondió: “Sos celíaco, no extraterrestre. Además, seguro que mucho de lo que te pasa a vos les pasa a los demás celíacos”. Y así fue como comenzó con la cuenta, con el objetivo de compartir con otros celíacos experiencias, información, allanándoles el camino en función de lo que él ya había experimentado. Y, sobre todo, intentando desmitificar esto de que el celíaco es una persona sufriente porque no puede comer harinas. Hoy hay variedad de productos aptos, e infinidad de recetas y propuestas para cocinar libre de gluten y rico.

 

 

Ella se considera una influencer en tanto intenta desde su cuenta de Instagram  compartir información sobre recetas y productos libres de gluten con los celíacos y sus familiares y amigos. Una forma de ayudarlos, nos explica Anita, y de hacerles conocer productos que a ella le parecen buenos y que merecen ser difundidos.

 

Hoy tiene trece años, y es celíaca desde los siete. Fue diagnosticada a raíz de que una de sus hermanas tenía síntomas (sobre todo hinchazón de panza) y, luego de un periplo por varios médicos, dio con un especialista que —previo análisis de sangre y biopsia— determinó el diagnóstico: enfermedad celíaca. Esto provocó que toda su familia se testeara, y resultaron celíacas sus dos hermanas, que son mellizas y un poco más chicas, y ella.

 

Anita dice que le costó un montón adaptarse a la dieta libre de gluten; le llevó tiempo. Hoy, nos cuenta, están totalmente adaptados: ella, su familia y sus amigos. En su casa todos comen productos libres de gluten; excepcionalmente sus padres por ahí se compran alguna factura o algo que les gusta con gluten, y son muy cuidadosos en el almacenamiento de estos productos para evitar la contaminación cruzada.

 

Única celíaca en el grupo de amigos, ellos la tienen muy en cuenta a la hora de elegir lugares para salir (restaurantes, heladerías, etc.) y al organizar comidas en las casas. “Ellos saben todo, son unos genios”, afirma Anita.

 

Al conocer el diagnóstico de sus hijas, el padre de Ana, gran cocinero, empezó a adaptar las recetas que conocía transformándolas en recetas sin tacc. Con el tiempo fue probando y consiguiendo productos muy ricos, sabrosos, sin nada que envidiar a la cocina con gluten a la que estaba acostumbrado.

 

Anita lo miraba, observaba cada detalle, y así fue como aprendió a cocinar; lo hace desde los nueve años aproximadamente, y parece que se le da muy bien. Busca recetas en internet, hizo algunos cursos de cocina también, siempre aprendiendo y probando nuevas recetas. Cocina de todo, desde tortas y scons hasta comidas para la cena o el almuerzo. Ya tiene su propio canal de YouTube donde sube sus recetas.

 

 

¡Qué lujo y qué suerte tiene la familia! Además me contó que lava todo lo que ensucia, ¡Anita es completa! Su mamá, que se hace cargo de la parte fotográfica, se lleva los créditos por todas las fotos que ella tiene en su cuenta de Instagram.

 

Anita maneja la cuenta, edita sus videos, y es bastante prolija en esto también: le lleva bastante tiempo porque es perfeccionista, pero hace buen uso de ese tiempo disponible luego de sus clases, ahora virtuales. Está en primer año de secundaria. La pandemia no la dejó —como a tantos otros chicos— adaptarse al nuevo ciclo escolar; y si bien continúa con sus mismos compañeros y compañeras, la secundaria es otro cantar… y virtualmente no debe de ser fácil adaptarse.

 

 

 


Copyright © 2021 Aglutenados